Sunday, June 25, 2006

 

No cabe duda, Dios no nos quiere

2-1

Friday, June 02, 2006

 

Buen remedio

"La única manera de conservar la salud es comer lo que no quieres, beber lo que no te gusta y hacer lo que preferías no hacer".
Mark Twain

Wednesday, May 24, 2006

 

¿Siporquiénvota?



¿Alizée o Scarlett?

Friday, May 19, 2006

 

Medicina milagro

A veces me da la impresión de que la medicina alternativa siempre quiere estar un paso adelante de la alópata. Por ello, pienso que la primera es como las sectas cristinanas: atraen a sujetos ilusos o gente decepcionada que piensan en la salvación por otros fines, más radicales o sencillamente con menos efectos colaterales.

Con lo anterior, no pienso descalificar completamente los métodos de cura alternativos, pues hay que reconocer que la medicina alópata actualmente se ha ganado cierto desprestigio entre mucha gente. La verdad este no ha sido de gratis, causas sobran y aquí enumero algunas:

1. Cuando una enfermedad se contraiga por una etiología desconocida, pueden considerarse como causas del padecimiento una gran cantidad de cosas, con esto el rango de error será mínimo (es como hacer un acordeón tan grande que abarque todas las posibles respuestas, hasta las erróneas). Como ejemplo tengo el siguiente caso: actualmente, poco falta para que los médicos digan que puedes contraer Cáncer hasta por tener floreros azules en tu casa, porque tu mascota se deprimió o porque no has leído el último libro de Dan Brown.

2. Los medicamentos alópatas son como el alcohol, cuando te dan un placer te cobran la factura con intereses moratorios. Como ejemplo, recuerdo el caso de mi madre, que hace algunos años padeció un dolor reumático intenso; las molestias cedieron a costa de los analgésicos, sólo que dos meses después de ceñirse a ese tratamiento, tuvo que comenzar otro en contra de la gastritis erosiva, pues las medicinas contra el dolor le estaban perforando las entrañas.

3. Actualmente, los laboratorios farmacéuticos están más preocupados por desarrollar el mejor levantapitos para sesentones, que por generar antibióticos eficientes que acaben con infecciones, sólo curables ahora con altas dosis de quimioterapia.

4. Algunos médicos son como los profesores de secundaria: rara vez se interesan por su trabajo.
Recuerdo que hace algunos años acudí a ver a un médico del Seguro Social. El sujeto ni me fumó y sólo se ocupaba de escribir en una hojita amarilla. Al final de la consulta me recetó un medicamento que por cierto ni compré, ya que cuando llegué a mi casa lo revisé en el vademécum y me enteré que estaba contraindicado en pacientes, que como yo, tienen una tendencia a desarrollar presión arterial alta. Afortunadamente no lo tomé, pues de haberlo hecho, era más seguro que ahorita en vez de estar escribiendo, me encontrara en una cama adaptada, comiendo un Gerber de pastel de hígado con jamón, pensando en que ya me zurré en el pañal y que, por efectos de un derrame cerebral, dependo de una malhumorada enfermera que odia su oficio.

Por lo anterior y por muchas razones más, que para no seguir aburriendo a mis lectores no pienso exponer ahora, propongo que de hoy en adelante sigamos buscando métodos alternativos para mejorar nuestra salud, ejemplos hay muchos: en los años ochenta fue la soya, en los noventa el agua de tlacote, ahora la linaza; ¿qué seguirá después?

Como aportación de un servidor a la fructífera industria de la medicina milagro me gustaría proponer al Uranio 235, el cual me agrada por sus propiedades como elemento químico, además creo que sería muy taquillero y que con un buen aparato mercadológico se vendería bien a pesar de su alto coste. Quizás podríamos empezar con frases como: ¡Llénese de energía, adquiera ya sus píldoras de Uranin forte y siéntase con la potencia de un reactor!

Thursday, April 27, 2006

 

Largas filas

No cabe duda que el mundo de las adicciones es amplio y variado. Casi de manera cotidiana se sabe de artistas, cantantes, actores, deportistas, etc., que terminan hundiendo su vida en el alcohol, la cocaína, y otras drogas todavía peores.

Sin embargo, existen adicciones de diversos tipos que están muy poco emparentadas con el uso o abuso de sustancias psicotrópicas; existen adicciones a los juegos de azar, a la adrenalina (que por cierto es una droga endógena), al sexo y, una que acabo de descubrir, a las filas, o también llamadas colas (¡sin albur gueyes!).

Aunque parezca raro, hay gente que se aficiona por este tipo de conductas, por ello, expongo en este breve espacio mis conjeturas y experiencias científicas en torno a este novedoso tema. Con esto, no sólo espero contribuir al desarrollo de la actividad científica en mi país, sino también intentaré aportar alguna solución, si es que usted, amable lector, padece este problema y aun no lo sabe.

Concepto:
La adicción a las filas es un trastorno que consiste en el desarrollo de una necesidad inconsciente por estar o querer estar formado en una cola durante mucho tiempo. Esta afección se puede considerar como una enfermedad crónica de etiología no determinada de instauración insidiosa, que muestra síntomas y signos reconocibles proporcionales a su gravedad.

Signos o síntomas:
Necesidad de ir a comprar boletos del metro en horas pico
Compulsión exagerada por ir comprar tortillas a la una de la tarde, visitar oficinas del SAT, o bancos en quincena.
Cuando acude al supermercado siempre busca la caja que tiene la fila más larga.
Al conducir un automóvil siente un deseo compulsivo por perseguir carcachas o ir atrás de vehículos de baja velocidad.

Factores prodrómicos:
La enfermedad se puede manifestar en cualquier etapa de la vida. Siempre empieza con una supuesta resignación por estar formado pero a medida que avanza el cuadro clínico se convierte en una sensación sumamente placentera.

Perfil del adicto y conductas de riesgo:
De acuerdo con mis investigaciones, no hay un perfil general, sin embargo se piensa que son mas propensos a este tipo de morbilidad las mujeres, principalmente amas de casa (de entre 50 a 60 años de edad), los mozos o mensajeros, los usuarios del transporte público y los contadores.

Tipos de adictos:
Sociales: buscan formarse en una fila e invitan a sus amigos a que los acompañen. La fila es parte de su proceso de socialización pero no es necesario que ésta sea muy larga, salvo en ocasiones especiales (cuando sacan su pasaporte, acuden a comprar boletos para un concierto, etc.).
Obsesivos: Tienen cierto control de su conducta. Prevén con antelación las filas que harán en su día y tratan de acudir a esos lugares en las horas con más afluencia de personas. Un adicto de este tipo trata por lo menos de formarse diario en una fila de mediano tamaño. Su problema no interfiere de manera importante con otras actividades.
Graves o extremos: Se pueden identificar por su gran dependencia a estar formados en largas filas, en ellas pueden perder más del 60 por ciento de sus inútiles vidas. Algunos casos representativos son los pacientes en estado de senilidad que establecen charlas baladíes con sus compañeros de fila como si trataran de manifestar y trasmitir su agrado por estar formados. Un lugar donde se puede encontrar a este tipo de pacientes en estado terminal es en los torniquetes del metro, ya que éstos sujetos suelen formarse en la fila más larga (no importa que las entradas de los extremos estén vacías).

Un rasgo característico de estos enfermos es el pasmo mental al momento de que su compañero de lado les pide que avancen, en estos casos, el paciente no hace caso o avanza de manera muy lenta, es probable que sufra una crisis emocional al ver que pronto terminará la fila.

Etiología
Como mencionábamos anteriormente ésta es de origen desconocido aunque existen diferentes hipótesis:
Biológicas: defectos cromosómicos o ambientales
Sociales: el sujeto se siente sólo y tiene necesidad de socializar, por tanto, busca en las filas un excelente lugar para charlar con otras personas. Algunos pacientes sedentarios utilizan como pretexto que es muy buen ejercicio el estar formados en una larga fila.
Como toda adicción éste tipo de prácticas generan tolerancia en el organismo por lo que un paciente puede sentir la necesidad de permanecer en filas cada vez más largas.

Causas que propician la adicción
Las costumbres familiares
Un ejemplo claro es el de un paciente que acudía diario a la filas del expendio de leche de la Conasupo. El enfermo argumentaba que era ya una tradición familiar obtener leche subsidiada aunque, en la actualidad, ya nadie de su familia la consumiera.
Traumas y complejos personales mal resueltos (algunos sujetos opinan que es mejor ir a hacer una cola para efectuar algún trámite que resolverlo vía Internet. Con esto, sólo se está demostrando su deseo inconsciente de estar formados en una fila).

¿Qué debo hacer?
Si usted siente alguno de los síntomas, anteriormente descritos, solicite inmediatamente ayuda profesional.

¿Me podré curar?
En la actualidad hay terapias muy eficientes para la cura de esta adicción, una de ellas la está desarrollando el Instituto Mexicano del Seguro Social en nuestro país y ha tenido exitosos resultados.

El método de rehabilitación consiste en una “terapia de choque”, la cual obliga al paciente a formarse en una fila de la sala de urgencias de cualquier hospital perteneciente al sector salud (IMSS, ISSSTE, etc.). Los enfermos que han probado esta terapia, comentan que la experiencia es tan desagradable, que nunca más vuelven a sentir deseos de formarse en otra fila.

Monday, April 24, 2006

 

Ni pedo, de que los hay, los hay

Ayer fui al cine a ver una película de Woddy Allen: "Match point". A pesar de que la trama del filme es muy buena y Scarlett se ve más que buena, un amigo y yo salimos un tanto decepcionados, pues en una escena de suma pasión entre Nola (Scarlett Johansson) y Chris (Johnattan Rys Meyers) la bella neoyorkina se tapa el pecho con una sábana. La escena, aparte de que deja al público masculino con un profundo bahhh!!, se ve un tanto impostada, pues creo que en esos momentos de intimidad, ninguna mujer buscaría pudorosamente taparse las tetas para que el ropero, que es lo único que estába enfrente, la vaya observar .
La justificación más lógica que se me pudo ocurrir es que, Woody Allen, al tener fama de judío codo (qué raro), no quiso pagar el excedente que supodría mostrar a todo el público esas dos perfectas, bellas y voluminosas creaciónes de la evolución humana; sin embargo hay algo que me despertó gran duda y me hace pensar sobre mi suposición. Hace un rato me enteré que la bella Johansson no tiene ningún empacho en mostrarse como Dios la mandó al mundo. Según supe, ella misma conminó a Michael Bay (director y productor del file "La Isla", película protagonizada por Scarlett junto con Ewan McGregor) que le dejara salir con las tetas al aire en una escena de amor. El pendejo de Bay le negó rotundamente el medio desnudo, debido a que su película sería entonces acreditada para mayores de 17 años, lo que le restaría mucho público adolescente. Según cuentan, el enojo de la actriz fue mayúsculo, pero no tuvo otra alternativa que ocultar sus encantos.
Al final de esto sólo me quedan dos cometarios:
El primero para Michael Bay: cuando pienses en el cine, piensa también en el home video.
El siguiente para Woody Allen: recuerde que no todo en la vida es dinero.

Tuesday, April 04, 2006

 

Pregunta
¿Qué habrá pasado en el cielo que los ángeles están tristes?
Jessica...

 
Periodismo mexicano I
De por qué le puse así a mi blog
Una de las cosas que, al parecer le causan más gracia a los mexicanos es burlarse de las calamidades ajenas, supongo que algún trasfondo psicológico ha de tener ya que, de alguna manera este tipo de prácticas permite trivializar o alejarnos de la amarga sitación convirtiendo, de manera muy parajódica, la desgracia del vecino en un motivo más de chiste o burla colectiva.
Sin embargo, creo que esta manera de ver la vida ha trascendido límites, antes insospechados, ejemplo claro de ello es la gracia y creatividad de algunos redactores de diarios amarillistas en México que tienen por consigna redactar encabezados de primera plana que bien podrían ganar el Nacional de Periodismo si este se diera a la publicación con mayor grado de ingenio y creatividad.
Casos hay muchos y sólo basta con observar día con día las primeras planas de los grandes baluartes de la información en esta ciudad (Metro, Gráfico del Universal, La Prensa, Ovaciones, Esto,* Crónica* Jornada*, entre otros).
*Hay que mencionar que estos tres últimos lo hacen de manera involuntaria.
Por ello, y como un servicio más a nuestra amable concurrencia, he aquí el Top five de los mejores encabezados que hasta ahora he visto.
1. "Sacalon celo"
Corría el mes de julio del año 2004, fecha en la que se celebraban los juegos olímpicos de Atenas, Grecia. La final de clavados sincronizados, rama varonil es por demás cerrada y los chinos (para variar) prometen llevarse el oro. Los dos clavadistas de ese país asiático (Ping-pong y Ting- tang ) suben al trampolín de 10m y se disponen a efectura su mejor salto... silencio en el auditorio... los chinos brincan con buena altura, pero de pronto... ¡zas! sólo se ven dos costalazos en el agua... Increíble, esos dos sujetos, concebidos en su país como unas máquinas atléticas, supuestamente perfectas y bien aceitadas caen con la gracia de Mary Jose Alcalá en sus peores días. El ahhh del público no se hace esperar y los chinos salen de la piscina con la cola entre las patas, en la pantalla del televisor y en los paneles del complejo acuático griego aparece el fallo de los seis jueces (0-0-0-0-0-0).
Al día siguiente de tal chasco, el periódico Metro de nuestro país plasma en letras para la posteridad el atinado e ingenioso encabezado: "Sacalon celo" . En el fondo se observa una fotografía, a toda página de la fosa de clavados: en primer plano, dos costales amarillos cayendo al agua, en segundo plano los cientos de miradas extrañadas del público, jueces y entrenadores. En un tercer plano (este muy cercano) el cometario del chofer del microbús en el que su servidor va trepado: ¡Chále, pinches chinos tan pendejos!
2. "Bajaaaan"
Este encabezado no necesita de gran contexto, sólo daré algunas pistas:
Un pobre anciano iba en el estribo de la puerta de un chimeco* de Ecatepec
El chimeco va hecho la chingada
El anciano se suelta del tubo
El chofer del chimeco hace que el anciano anticipe su bajada
El anciano desciende de la unidad de manera poco usual
Un día después del suceso, el gran periódico "El gráfico" del Universal escribe en su primera plana: "Bajaaan", la foto de portada es por demás explícita: un anciano sobre el suelo con la masa encefálica expuesta al pie de un camión.
* Chimeco: Sistema suburbano de transporte terrestre de pasajeros de clase periférica o alternativa
3. "Hola Palencia"
Este encabezado no estaría en mi top si no fuera porque el diario deportivo "Esto" lo publicó como noticia de primera plana el día 12 de septiembre del 2001.
Continuará...

This page is powered by Blogger. Isn't yours?